Papel de la Francmasonería en la Historia del Ecuador y América Latina

Por Pedro Saad Herrería

Latin.masonicReseña: Trabajo de 1991 que, en lo esencial, tiene vigencia y es fundamental para comprender la evolución masónica progresista latinoamericana según circunstancias cambiantes, superando la pretensión de inmutabilidad de una creación europea del siglo XVIII. La masonería latinoamericana nace con alta operatividad, busca la emancipación política y la unidad latinoamericana, logra la primera y fracasa en la segunda. Luego los masones se vuelven hacendados, ministros y banqueros, y el poder, el lucro y el egoísmo se anteponen a libertad, igualdad y fraternidad. Hasta que liberal y masón se idenfifican, se instauran el Estado laico, tolerancia, libertades y avances sociales, pero fracasa la unidad latinoamericana. Los liberales dejan de ser radicales, reemplazan las logias por los directorios de bancos y el machete guerrillero por la soga de boy scouts. Y entre un liberalismo que ya no lo era y un izquierdismo hegemónico, surgen propuestas de nuestros hermanos Haya de la Torre, Mariátegui, Sandino, Lombardo Toledano, fundadas en la unidad latinoamericana, las que son atacadas por las oligarquías e instituciones políticas nacionales, Washington y Moscú. Pero la masonería cobró conciencia de la insuficiencia del liberalismo por descuidar la justicia social y del comunismo soviético por descuidar la libertad; que los antiguos linderos no debían ser una barrera sino un andarivel; y que problemas comunes requerían soluciones comunes, es decir unidad latinoamericana. Vino la guerra fría, la revolución cubana y el modelo masónico chileno de nuestro hermano Allende, el que por la voracidad de los dos imperios y nuestra imbecilidad no pudo garantizar socialismo ni empanadas. En 1979 surge el segundo sandinismo en la Logia Sandino, el que al entregar el poder muestra sus principios. Las posiciones masónicas se aclaran más: inventar modelos autónomos de desarrollo a mantenerse democráticamente y seguir luchando por la unidad latinoamericana. Y ahora, los masones socialistas no necesitamos nos cuenten que cayó el muro de Berlín porque ayudamos a tumbarlo desde el otro lado, pero es necesario diseñar tareas para el siglo XXI: a partir de la Libertad, Igualdad y Fraternidad, hay que armonizar justicia socioeconómica con libertades políticas; derechos y obligaciones individuales con los de la sociedad; desarrollo económico con conservación ambiental; vigencia plena de los derechos humanos y de los derechos económicos, sociales y culturales de los pueblos; nuevas formas de democracia que preserven estado de derecho, gobierno de mayorías, derechos de minorías y participación de la sociedad civil; integración orgánica de minorías en la nación; participación plena de la mujer en todo ámbito; y dar incluso la vida por la unidad latinoamericana. Puede sonar utópico, pero Utopía, Libertad, Igualdad, Fraternidad y Francmasonería o son sinónimos o no significan nada. 

Continúa leyendo Papel de la Francmasonería en la Historia del Ecuador y América Latina

Fusilaron al coronel Luis Vargas Torres

Por Pedro Saad Herrería

vargastorresResumen: En la obra inédita “La Patria nuestra de cada día”, escrita en 2008, nuestro hermano Pedro Saad narra hechos de nuestra historia escritos a manera de noticias que se hubiesen publicado en los mismos dias en que acontecieron los sucesos referidos. La presente “noticia” de la historia corresponde al 20 de marzo de 1887, hace 126 años, y relata el fusilamiento del querido hermano Luis Vargas Torres, de 32 años de edad, en la ciudad de Cuenca, Ecuador, por insurrecto contra el gobierno establecido del conservador Plácido Caamaño y por liberal y francmasón. Se trata de una narración vívida de los momentos del fusilamiento “en el preciso momento en que el Obispo oficiaba misa en la Catedral”, de su despedida “Hermanos, hasta la eternidad” y de los antecedentes que llevaron a este desenlace, su entrega, consejo de guerra, defensa, negativa a pedir el indulto por considerarlo “inútil e indigno”, y su regreso a la celda momentos después de su fuga, porque sus compañeros de armas y de logia permanecían detenidos y ello podía costarles la vida.

Continúa leyendo Fusilaron al coronel Luis Vargas Torres

Bolívar y Manuela: un amor en armas

Por Pedro Saad Herrería

simon y manuelaResumen: Narra el contexto político del 16 de junio de 1822, hace 190 años, cuando se conocieron Simón Bolívar y Manuela Sáenz y empieza a diferenciar la historia de la leyenda, así como las razones para la exaltación “manuelista”, que parece preferir la glorificación a la verdad, sin haber razón para ello, pues la grandeza de Manuela Sáenz no necesita de falsedades. Relata quién fue ella, sus antecedentes familiares y su relación con el Libertador. Pero es un amor épico y de inspiración poética, lo que le otorga un rango mitológico que dificulta desentrañar la verdad histórica. Pero algunos puntos permiten inferir: que el encuentro de ambos y el inicio de su amor tienen un signo político que permitió se encuentren personalidades cada una a la altura de la otra; que Manuela representa el pasado de Simón, pues mientras el ya actuaba como político ella le recordaba al idealista de años antes; que Manuela es la superviviente de un sueño, pues a la muerte de Bolívar sus grandes proyectos también están muertos y Manuela vive 26 años más, una presencia incómoda que produce algo cercano a la vergüenza en los mediocres, pues junto con Simón Rodríguez son la imagen del tiempo de los héroes, son dinosaurios y nadie quiere saber de ellos. Se oculta su historia, hasta que renace, pues siempre estuvo allí, aquí, viva.

Continúa leyendo Bolívar y Manuela: un amor en armas

¡Mataron a Eloy Alfaro!

Por Pedro Saad Herrería

Eloy_AlfaroResumen: En la obra inédita “La Patria nuestra de cada día” (2008) nuestro hermano Pedro Saad relata sucesos históricos cual si fuesen noticias de ese entonces. Esta “noticia” corresponde al 28 de enero de 1912, hace 100 años, y se refiere al asesinato del ex Presidente y líder de la Revolución Liberal Eloy Alfaro. En ella reproduce testimonios de historiadores de distintas tendencias como Alfredo Pareja Diezcanseco y Wilfrido Loor, y de contemporáneos como José Peralta, González Suárez y Manuel Andrade, para dar cuenta de tal vez el hecho de mayor barbarie cometido en nuestro país, en el que turbas azuzadas y fanatizadas, al grito de ¡Viva la Religión! y ¡Mueran los Masones!, asesinaron, arrastraron e incineraron a Eloy Alfaro y sus compañeros. No se trata de una “noticia” y un hecho histórico sobre el que pueda mostrarse indiferencia por lo que entre los testimonios se incluye el repudio y la vergüenza.

Continúa leyendo ¡Mataron a Eloy Alfaro!

José de Antepara

Por Pedro Saad Herrería

anteparaResumen: Propuesta para que una nueva Logia de la A.F.E. lleve el nombre de José de Antepara, amigo de Miranda y hermano de la Logia de los Caballeros Racionales de Londres, con quien fundaron el periódico El Colombiano y participaron en la fracasada expedición invasora. Además Antepara recopiló y publicó los escritos de Miranda. El obituario escrito por Olmedo menciona que tenía 33 años de edad, pese a conocer que tenía 52, por lo que al parecer se trata de una referencia masónica que podría corresponder a diversos grados y ritos, o a todos ellos. Reproduce el texto de un facsímil de El Patriota de Guayaquil de 1821 referido a su muerte y en el que constan sus “33 años de su edad”. Se refiere a las dos versiones de su fallecimiento, cualquiera de ellas heroica, y se cuestiona, ética y políticamente, cuál es el deber primordial de un revolucionario, que puede aportar más con sus luces intelectuales que con sus dotes de soldado bisoño, y cita los casos de Martí y, dadas las circunstancias, del Che Guevara. Termina afirmando que Antepara es uno de los modelos que se ha propuesto seguir y firma intercalando su nombre simbólico en su nombre real.

Continúa leyendo José de Antepara

“Ser Liberal”

Por Pedro Saad Herrería

eloyalfarotrenResumen: Se sabe lo que significa conservador y se tiene noción de lo que quiere decir socialista. Pero liberal es un término difícil de definir pues agrupa diferentes visiones del mundo, de la estructura socio económica y posturas diversas. Con mayor frecuencia “liberal” denomina una actitud y una tendencia de pensamiento. El liberalismo nació en el siglo XVIII con la motivación de la Revolución Francesa, sus definiciones filosóficas vinieron de Francia y las económicas de Inglaterra. En Economía no es lo mismo liberalismo que neoliberalismo pues el Estado contra el que se oponían los conceptos liberales ha variado mucho. En Latinoamérica inspiró las proclamas independentistas pero no las realizaciones. Conservadurismo y liberalismo eran políticos: el conservadurismo de Bolívar reclamaba un gobierno central fuerte mientras el liberalismo de Santander era partidario de un gobierno federalista descentralizado, pero éstas eran divisiones neogranadinas; mientras en Centroamérica el liberalismo de Morazán, Zelaya o Barrios mezcla la lucha por el Estado laico, la unidad subregional y contra la dependencia extranjera. En Ecuador “liberal” fue lo progresista, avanzado, la sensibilidad social, el anticlericalismo y sinónimo de masón. Liberal era aquel que se proclamara rebelde. La ideología de Alfaro estaba en “estado práctico” más que en “estado teórico”. No hay duda del alfarismo doctrinario de Montalvo y “Los siete Tratados” se incluyeron en el Index porque ellos dan al liberalismo ecuatoriano dimensión filosófica, en que las virtudes humanas se convierten en temas liberales. Pero ser liberal es estar por el cambio, por lo que Montalvo regresó de Francia a Ecuador para establecer una filial de la Internacional de Trabajadores creada por Marx por ser “una sociedad política socialista, que lleva al límite los principios liberales”, con lo que se convirtió en algo peor que liberal: en comunista; por lo que no bastaba criticarlo, había que prohibirlo. El liberalismo de Alfaro fue más allá de los límites doctrinarios europeos, fue un antecedente del socialismo, se adelantó al siglo XX y es visto en el siglo XXI como motor que impulsa a caminar el futuro.

Continúa leyendo “Ser Liberal”