El hermano masón Simón Bolívar

Por Jorge Núñez Sánchez

Simon Bolivar por Tovar y TovarResumen: En Simón Bolívar, tras la apariencia de hombre común, había una gran inteligencia y voluntad al servicio de la independencia. Los retratos lo pintan como no fue en realidad, ocultan al hombre para mitificar al héroe y muestran, con prejuicio racista, más a un europeo que a un mestizo, como él se definió. Este trabajo describe a Bolívar en su carácter, organización de su mente, oratoria, conocimientos y manera de ser en el entorno social, y señala que fue un notable intelectual, un político sagaz, un acucioso sociólogo y un formidable escritor, pese a la urgencia. Pudo haber optado por proclamarse monarca pero era un republicano a muerte que optó por el camino a la democracia, difícil tras siglos de absolutismo, por lo que daba gran importancia a la educación del pueblo. Su preocupación por regenerar el espíritu público se comprende porque era masón: se inició en Cádiz en 1803; pasó a compañero y luego a maestro en París, en 1805 y 1806; y poseía una formación masónica centrada en la autoperfección humana. Tuvo defectos pero sus virtudes los superaban. Era tolerante con los humildes y los débiles e intolerante con los déspotas y prepotentes y despreciaba a los viciosos. Como guerrero era temible, también era en extremo vanidoso, aunque su vanidad era la gloria, por lo que lo llamaban loco. Consideraba al título de Libertador como el más alto posible. Y era proverbial su generosidad, renunció a los obsequios de los pueblos agradecidos, inició la independencia siendo uno de los herederos más ricos de Hispanoamérica y terminó en total pobreza, amortajado con una camisa ajena.

Continúa leyendo El hermano masón Simón Bolívar

Anuncios

Ideario y acción política de Vicente Rocafuerte

Por Jorge Núñez Sánchez

Rocafuerte1Resumen: Los historiadores se preguntan dónde adquirió Rocafuerte su notale formación idológica. Al pensamiento ilustrado francés deben sumarse el pensamiento francmasónico y el liberalismo español. Las Cortes constitucionales españolas fueron escenario de difusión del pensamiento liberal masónico. Surgió una masonería revolucionaria de americanos con logias secretas para la preparación de la independencia hispanoamericana de la que derivaron las logias lautarinas. Los lideres de nuestra independencia se formaron en el ideario liberal de inspiración masónica y se empeñaron en profundas reformas y a través de nuevas logias difundieron y concientizaron con estas ideas. Rocafuerte se inició masón en 1805 y tuvo trato con liberales españoles y miembros de la logia Gran Reunión Americana y otros líderes independentistas. Al volver a su patria fue perseguido por las autoridades coloniales. Rocafuerte era un intelectual más que guerrero y fue también perseguido en España luego que Fernando VII rompiera la Constitución española de 1812. En Guayaquil enseñó francés e ideas liberales, luego emigró a La Habana, donde se integró en una logia independentista, viajó a España como agente secreto de Bolívar, volvió a Cuba, se trasladó a Estados Unidos para combatir el proyecto monárquico de Iturbide en México. Pero el espíritu liberal masónico de Rocafuerte no solo se expresó en su acción política sino en su obra intelectual, la que generó resistencias de los grupos conservadores y la Iglesia. Destacan sus libros “Ideas necesarias a todo Pueblo Americano Independiente que quiera ser libre” y “Ensayo sobre la tolerancia religiosa”.

Continúa leyendo Ideario y acción política de Vicente Rocafuerte

Antonio José de Sucre, el héroe magnánimo.

Por Jorge Núñez Sánchez

Antonio Jose de SucreResumen: Sucre nació en Venezuela, en 1795. Estudió ingeniería militar, a los pensadores liberales europeos y los hechos de la Revolución Francesa. Con su familia se sumó desde niño a la lucha por la idependencia y a los 17 años fue nombrado Comandante de Artillería. Fue parte del Estado Mayor de Miranda, migró a las Antillas, volvió a Venezuela y peleó en múltiples batallas, mientras morìan a manos realistas tres hermanos y muchos familiares cercanos. Fue ascendido a General de Brigada en 1819 y Bolívar lo nombró Jefe del Estado Mayor y Ministro de Guerra. Negoció con los españoles el Tratado de Regularización de la Guerra de 1820 en el que se manifestaron sus ideas humanistas masónicas. Además fue un genio guerrero aunque alternó triunfos y derrotas. Fue ascendido a General de división tras su triunfo en Pichincha y luego de Junìn y Ayacucho el Congreso peruano lo designó “Gran Mariscal de Ayacucho”. Bolìvar tuvo para él elogiosas expresiones. Como vencedor victorioso fue noble, magnánimo, generoso y humanitario, reflejo de su espìritu masònico. Como Intendente de Quito fundó “El Monitor”, primer periódico republicano y la logia “Luz del Pichincha”. En Bolivia fue electo su primer Presidente, nacionalizó los bienes de la Iglesia, se interesó en dar libertad a los esclavos, repartir tierras a los indios, promover la educación y la cultura, y atender a los huérfanos. Creó la logia “Hiram” de La Paz y redactó personalmente sus estatutos. Consta como anexo un ideario suyo, en forma de frases tomadas de cartas y otros escritos.

Continúa leyendo Antonio José de Sucre, el héroe magnánimo.

¿Tener o ser? Una aproximación al pensamiento humanista de Erich Fromm

Por Jorge Núñez Sánchez

ErichFromm

Resumen: Erich Fromm, en su “Credo” de 1965, señaló como alternativa del ser humano contemporáneo la de TENER o SER y planteó “ser” mucho aunque se “tenga” poco. Una década después, en su libro “¿Tener o Ser?” denunció el fracaso de la promesa de progreso ilimitado de capitalismo y socialismo, basada en producción ilimitada, libertad absoluta y felicidad sin restricciones. Pero la satisfacción de deseos materiales no produce felicidad, la libertad no es posible en la sociedad de consumo, el progreso económico no es para todos y el progreso técnico ha puesto en peligro la naturaleza. Este fracaso se basa en dos premisas falsas de la sociedad industrial: que la meta es felicidad – placer – satisfacción de deseos y que el egoísmo individual genera bienestar social. Analizó la disyuntiva Tener-Ser en el pensamiento de Buda, Jesucristo, Eckhart y Marx, coincidentes en la necesidad de Ser mucho y no Tener mucho. Profundizó el análsis empírico y concluyó que la distinción entre Tener y Ser -junto con la del amor a la vida y la muerte- representa el problema más crucial de la existencia. Encontró que la palabra tener no existe en todos los idiomas y se desarrolló con la propiedad privada. Planteó que Tener y Ser son dos modos de existencia: la relación del primero con el mundo es de posesión y propiedad, mientras la segunda es viva y auténtica, opuesta a apariencias engañosas. Ensayó diferenciaciones del modo de Tener y del modo de Ser en la experiencia cotidiana: en la educación (retención y memoria vs. pensamiento y comprensión), en la conversación (intercambio de mercancías vs. diálogo) y en la acción de amar (cuidar, conocer, dar vida, aumentar la vitalidad, vs. encerrar, aprisionar o dominar).

Continúa leyendo ¿Tener o ser? Una aproximación al pensamiento humanista de Erich Fromm

La Revolución Francesa y la Revolución Quiteña de 1809

Por Jorge Núñez Sánchez

revolucionfrancesayquiteñaResumen: Hay una indudable influencia de la Revolución Francesa en nuestra independencia y una conciencia libertaria propia, y ambos procesos son parte de las revoluciones burguesas de la época. El antecedente es la situación de Hispanoamérica y de Quito en particular en el siglo XVIII, que vivía una crisis de dominación, debilitamiento de la dependencia, consolidación socioeconómica y política de los criollos, a lo que se sumaron las reformas borbónicas y la expulsión de los jesuítas, inscritas en la recolonización económica emprendida por la metrópoli, lo que produjo resistencia social manifestada en protestas y levantamientos. Los primeros contactos entre Quito y Francia se dieron con las expediciones científicas europeas, influenciadas por la Ilustración, como la Misión Geodésica Francesa, que reveló una Ilustración quiteña y produjo una conciencia geográfica. El despotismo ilustrado de Carlos III permitió la circulación de las ideas, principalmente en las universidades coloniales, incluyendo Quito, lo que permitió el acceso a libros prohibidos de notables pensadores y produjo la madurez intelectual de la élite criolla, la que fortaleció su naciente proyecto nacional, criticó el agresivo eurocentrismo de algunos ilustrados europeos, lo que justificaba el colonialismo, y se formó una inicial conciencia política. Las noticias de la Revolución Francesa en Hispanoamérica produjeron sorpresa y represión por el temor de la monarquía española a los hechos revolucionarios. En este contexto llegó la Francmasonería, la que brindó en sus logias espacios de libertad dentro del despotismo imperante y constituyeron focos de pensamiento revolucionario. Sin embargo, en este proceso existieron límites y metas de la insurgencia criolla, determinados por los intereses económicos y de clase, por lo que aspiraban a la emancipación que los convirtiese en clase dominante y les otorgase el poder político, pero no a una revolución social. Por esto la Revolución Quiteña de 1809 fue una revolución conservadora y estaba condenada al fracaso.

Continúa leyendo La Revolución Francesa y la Revolución Quiteña de 1809

Eugenio Espejo y la Masonería

Por Jorge Núñez Sánchez

Eugenio Espejo EResumen: Es importante la relación de Espejo con la masonería, la que en el siglo XVIII sirvió para difundir las ideas de la Ilustración, pese a la campaña antimasónica de la Iglesia y la derecha. El historiador Gabriel Pino Roca afirma que existía en Quito la logia Ley Natural, presidida por Juan Pío Montúfar. Ella fue denunciada por Pedro Pérez Muñoz, un realista se la época en cartas enviadas a Madrid, las que fueron encontradas en el Archivo General de Indias de Sevilla por el historiador ecuatoriano Fernando Hidalgo Nistri. En una de esas cartas informa que Montúfar y los hermanos Espejo viajaron a Bogotá donde ingresaron en la francmasonería y de regreso fraguaron la colocación de pasquines subversivos y una rebelión. En realidad Eugenio Espejo viajó desterrado a Bogotá, pero la referencia al ingreso a a francmasonería es ratificada por varios historiadores colombianos. En efecto Montúfar y Espejo se iniciaron en la Logia El Arcano Sublime de la Filantropía, En Bogotá, Espejo estudió las obras avanzadas del liberalismo europeo en la biblioteca de Nariño y redactó el “Discurso a la Escuela de Concordia” y una “Instrucción” joco-seria de carácter masónico. En Quito, los Espejo, Montúfar, Gijón y Sánchez de Orellana fundaron la Escuela de la Concordia, núcleo de la Sociedad de Amigos del País, que internamente era una logia, de lo que hay referencias de Carrera Andrade y Rocafuerte.

Continúa leyendo Eugenio Espejo y la Masonería