La Francmasonería Primitiva Universal constituye una organización educativa y fraternal que pretende la liberación del ser humano y de la sociedad, para lo cual forma a sus integrantes en la práctica de la ética, la búsqueda de la verdad científicamente demostrable, la democracia, el respeto a los derechos humanos, para el logro de libertades y justicia social; y propicia operatividad y trascendencia, tendentes al desarrollo del pensamiento crítico, la elevación de la conciencia socio política democrática y la organización popular.

La Francmasonería Primitiva Universal es conocida en el ámbito de las distintas masonerías como Rito Primitivo, identificado como parte de una corriente masónica progresista, que en parte se asemeja y en parte se diferencia de otros ritos masónicos.

Con algunos ritos masónicos, especialmente de carácter liberal, comparte finalidades de perfeccionamiento individual y social; ideales de libertad, igualdad y fraternidad; principios como la búsqueda de la verdad, la tolerancia, el laicismo y la práctica de la solidaridad; métodos de naturaleza filosófica, iniciática, simbólica, gradual y discreta; y la no discriminación de la mujer.

Se diferencia principalmente en la profundidad de las transformaciones a las que aspira; en la formación y preocupación no solo ética sino política según los ideales libertarios, igualitarios y fraternos, entendiendo la política como un deber ético de todo ciudadano y francmasón respecto de la “res pública”; en la búsqueda de la verdad basada en la razón, la experiencia y la ciencia, mediante la práctica del librepensamiento, lo que supone una posición anti dogmática; en la comprensión de que las prácticas y métodos tradicionales heredados son exclusivamente medios para el logro de sus finalidades e ideales; en su carácter no discriminatorio integral, sobre todo por factores socioeconómicos, dada su naturaleza democrática; en la aplicación interna de los ideales y principios que propugna; en su origen y tradición histórica.

Característica esencial de la Francmasonería Primitiva Universal es su carácter de institución académica con vocación operativa y trascendente, lo cual se manifiesta en su organización gradual y en sus métodos de estudio y de trabajo.

Como institución académica el objetivo fundamental de sus miembros y de su quehacer habitual es el estudio, el cual tiene carácter permanente, a manera de educación continua, según un plan trazado a largo plazo, cuyos conocimientos y competencias adquiridos deben llevar a la acción, en la sociedad, en consecuencia con las conclusiones que se deprendan de ellos.

Ese plan de estudios se manifiesta en grados secuenciales que no se los obtiene en una ceremonia, para luego estudiar -o no- lo que ellos suponen, sino que se los logra luego del aprendizaje y desarrollo de las competencias de cada grado, con una duración promedio de tres años cada uno. Pero además, los grados no constituyen prerrogativa o motivo de vanidad, pues usualmente se desconocen los grados obtenidos por cada hermano o hermana.

Estos estudios se realizan por lo general en logias de capacitación, de perfeccionamiento y administrativas, cada una de las cuales abarca una secuencia de tres grados. En ellas, los métodos de trabajo tienen como objetivo la canalización ordenada del ejercicio democrático en función de la coordinación de la operatividad y del intercambio de conocimientos y prácticas, según un antiguo procedimiento académico en que se presentan ponencias que generan preguntas y comentarios, en un entorno de absoluta tolerancia y fraternidad, que para casos específicos reviste forma ritual.

Fruto de los estudios realizados siguiendo esta metodología, se espera de quienes integran la Francmasonería Primitiva Universal que manifiesten su formación en sus actuaciones y que por tanto éstas se caractericen por un comportamiento ético ejemplar, en su vida personal, familiar, laboral, profesional y social, y en un compromiso inclaudicable por el mejoramiento social, a fin de lograr una sociedad más libre, más igualitaria y más fraterna.

Además, la Francmasonería Primitiva Universal propicia que su accionar institucional y el de los hermanos y hermanas que forman parte de ella, estén alejados del boato, del afán de protagonismo y de la vanidad, por lo que evitan todo aquello que lo fomente.

Sin embargo, dadas las características de la Francmasonería Primitiva Universal, la pertenencia a ella se da por cooptación, generalmente de maestros y maestras de otros Ritos, admitiéndose la doble pertenencia, de forma similar a lo que sucede con otras organizaciones masónicas que también administran grados posteriores al tercero.

Esto también supone un especial perfil que deben tener los candidatos y candidatas a nuevos miembros. Así, por ejemplo, para ser parte de la Academia Ecuatoriana de la Francmasonería Primitiva Universal se requiere que el candidato o candidata tenga un correcto comportamiento ético en su vida pública y privada, que su pensamiento esté libre de dogmas, y que tenga una posición progresista respecto al mejoramiento de la sociedad.

Admite librepensadores, agnósticos, ateos, y practicantes no dogmáticos de religiosidades no supeditadas a imposiciones de jerarquías religiosas, siempre que se caractericen por una constante búsqueda de la verdad y la práctica del laicismo.

Anuncios