Hacia una caracterización de la Masonería Progresista

Por Guillermo Fuchslocher

estrellamasonicaroja300
La estrella es el símbolo del progreso en la Francmasonería Progresista de Rito Primitivo.

Resumen: Artículo escrito en recuerdo del querido hermano Pedro Saad Herrería en el segundo aniversario de su fallecimiento. En él se caracteriza a la masonería progresista a partir del desarrollo histórico masónico y de esta corriente en particular. Para el efecto se remonta a la gran división masónica entre “regulares” e “irregulares”, al surgimiento de la tendencia liberal y adogmática y a las preocupaciones progresistas dentro de ella, a las primeras manifestaciones y consolidación de la tendencia progresista en Latinoamérica en los años 40 y 50 del siglo XX, al proceso de surgimiento del progresismo masónico ecuatoriano en el último cuarto de dicho siglo, y a una visión del pensamiento masónico progresista latinoamericano desde la perspectiva de Pedro Saad, hasta llegar a la forma como actualmente entienden el progresismo masónico destacados representantes de confederaciones masónicas liberales del continente americano que han asumido posiciones progresistas, con todo lo cual concluye con un compendio en nueve puntos de lo que caracteriza a la masonería progresista.

Continúa leyendo Hacia una caracterización de la Masonería Progresista

Anuncios

Masonería: su papel en la historia de nuestros días

Por Jaime Muñoz Mantilla

140121 Invitación LLEEResumen: Esta ponencia introductoria a un encuentro masónico abierto señala que la masonería se caracteriza por su acción liberadora y que no cabe se quede al margen de los problemas de la humanidad, pues ella sería una actitud cómplice. Aporta con antecedentes históricos que relatan su origen popular, libertario y democrático, la posterior desnaturalización de este carácter, su deslaicización y algunas prácticas aberrantes, pese a lo cual la historia muestra una masonería militante que ha influido en la transformación del mundo. Sin embargo, también hay quiebras en los principios y verdaderas tinieblas. Además, prevalece la especulación por sobre la acción. Y frente a distintas concepciones y prácticas masónicas expone la concepción de la logia anfitriona a través de sus principios y concluye que actualmente hay el despertar de una nueva tendencia y un retorno a la operatividad, para lo cual propone comprometerse en torno a algunas propuestas, en un marco de respeto a diversas opiniones, críticas y aportes.

Continúa leyendo Masonería: su papel en la historia de nuestros días

Papel de la Francmasonería en la Historia del Ecuador y América Latina

Por Pedro Saad Herrería

Latin.masonicReseña: Trabajo de 1991 que, en lo esencial, tiene vigencia y es fundamental para comprender la evolución masónica progresista latinoamericana según circunstancias cambiantes, superando la pretensión de inmutabilidad de una creación europea del siglo XVIII. La masonería latinoamericana nace con alta operatividad, busca la emancipación política y la unidad latinoamericana, logra la primera y fracasa en la segunda. Luego los masones se vuelven hacendados, ministros y banqueros, y el poder, el lucro y el egoísmo se anteponen a libertad, igualdad y fraternidad. Hasta que liberal y masón se idenfifican, se instauran el Estado laico, tolerancia, libertades y avances sociales, pero fracasa la unidad latinoamericana. Los liberales dejan de ser radicales, reemplazan las logias por los directorios de bancos y el machete guerrillero por la soga de boy scouts. Y entre un liberalismo que ya no lo era y un izquierdismo hegemónico, surgen propuestas de nuestros hermanos Haya de la Torre, Mariátegui, Sandino, Lombardo Toledano, fundadas en la unidad latinoamericana, las que son atacadas por las oligarquías e instituciones políticas nacionales, Washington y Moscú. Pero la masonería cobró conciencia de la insuficiencia del liberalismo por descuidar la justicia social y del comunismo soviético por descuidar la libertad; que los antiguos linderos no debían ser una barrera sino un andarivel; y que problemas comunes requerían soluciones comunes, es decir unidad latinoamericana. Vino la guerra fría, la revolución cubana y el modelo masónico chileno de nuestro hermano Allende, el que por la voracidad de los dos imperios y nuestra imbecilidad no pudo garantizar socialismo ni empanadas. En 1979 surge el segundo sandinismo en la Logia Sandino, el que al entregar el poder muestra sus principios. Las posiciones masónicas se aclaran más: inventar modelos autónomos de desarrollo a mantenerse democráticamente y seguir luchando por la unidad latinoamericana. Y ahora, los masones socialistas no necesitamos nos cuenten que cayó el muro de Berlín porque ayudamos a tumbarlo desde el otro lado, pero es necesario diseñar tareas para el siglo XXI: a partir de la Libertad, Igualdad y Fraternidad, hay que armonizar justicia socioeconómica con libertades políticas; derechos y obligaciones individuales con los de la sociedad; desarrollo económico con conservación ambiental; vigencia plena de los derechos humanos y de los derechos económicos, sociales y culturales de los pueblos; nuevas formas de democracia que preserven estado de derecho, gobierno de mayorías, derechos de minorías y participación de la sociedad civil; integración orgánica de minorías en la nación; participación plena de la mujer en todo ámbito; y dar incluso la vida por la unidad latinoamericana. Puede sonar utópico, pero Utopía, Libertad, Igualdad, Fraternidad y Francmasonería o son sinónimos o no significan nada. 

Continúa leyendo Papel de la Francmasonería en la Historia del Ecuador y América Latina

En el mundo masónico hay mucho que corregir

Por Guillermo Fuchslocher

masoneria1Resumen: Este corto trazado plantea que en masonería hay mucho que corregir para estar a tono con los tiempos y necesidades de la humanidad. Los principios deben anteponerse y los objetivos masónicos son ser mejores y mejorar la sociedad. Para cumplir estos objetivos hay que prepararse en las logias pues la docencia aporta la teoría, pero ella debe concretarse en praxis. El problema es ser solo teóricos y no hacer nada en la sociedad. Esto se debe a estructuras de poder que no están al servicio de las logias, a la distracción en estructuras o altos grados, a la vanidad, a estudios simbólicos y rituales convertidos en fines, a la docencia parcializada que promueve dogmatismo e intolerancia, a la sobredimensión de lo administrativo, a luchas de poder y regularidades, a la mentalidad subordinada y colonial, y a no dar importancia al trabajo tesonero. Las desavenencias acaban con la fraternidad y desperdician la fuerza de hermanos y hermanas en conflictos absurdos, mientras ciudadanos comunes trabajan para enfrentar los lacerantes problemas del mundo actual. Concluye afirmando que los masones se hacen al Oriente de las columnas pero hacer masonería es una tarea al Occidente de las mismas. 

Continúa leyendo En el mundo masónico hay mucho que corregir

Tres pinceladas que se entrelazan

Por Antonio Vergara Lira

lagrimasdesangreReseña: Relato sobre la relación de nuestro querido hermano Antonio con Ecuador, luego de salir de Chile tras el golpe de 1973, en el que entrelaza lo masónico y lo cultural en un trazado expuesto en la Gran Logia Mixta de Chile. Recuerda una disertación en Chile del historiador ecuatoriano Jorge Núñez sobre el primer grito de independencia quiteña de 1809, en que destacan los chilenos María Ontaneda y Larraín  y el querido hermano Fray Camilo Henríquez. La masonería ecuatoriana nació con influencia ideológica francesa, operativa y con presencia lautarina; luego perdió fuerza pero renació con el liberalismo; el querido hermano Eloy Alfaro instauró un Estado laico con avances sociales, pero fue asesinado. Luego la masonería perdió influencia y el liberalismo decayó, pero surgieron posturas socialdemócratas, en Chile tomó fuerza el Partido Radical y posteriormente en Ecuador el Partido Izquierda Democrática, que en 1988 llegó al poder con Rodrigo Borja, en cuyo gobierno participaron algunos ministros y asesores pertenecientes a la Gran Logia Equinoccial, habiendo sido un período de progreso social y honestidad. Durante ese gobierno hermanos chilenos exiliados trabajaron y aportaron a la educación y la cultura. Ello le permitió conocer y compartir con el maestro Oswaldo Guayasamín, un grande de la pintura, cuya obra refleja el sufrimiento de los desposeídos y su conciencia social. Una tercera pincelada de recuerdos se refiere a eventos culturales y de defensa de los derechos humanos organizados en Italia por parte de masones ecuatorianos, chilenos e italianos, incluida una muestra pictórica del maestro Guayasamín. Termina reflexionando sobre las preocupaciones y acciones guiadas por los principios masónicos aplicados a la realidad social de pueblos que constituimos una sola Nación, concepción en la que considera se enmarcan las historias narradas.

Continúa leyendo Tres pinceladas que se entrelazan